viernes, 18 de abril de 2008

Pueden Recoger su Equipaje en la Banda de Metatextos

El Ejercicio Once de Metatextos ya está publicado. Las instrucciones para el texto de este ejercicio consistían en lo siguiente:

“X” toma por equivocación una maleta igual a la suya, y cuando la abre se da cuenta por su contenido de que pertenece a alguien más. A través del examen de la ropa y los demás objetos ante su vista, “X” trata de descubrir las características de esa otra persona, a la que desconoce. La maleta no tiene etiqueta que la identifique.

Esta semana los participantes de Metatextos deberán elaborar una narración (puede comenzar en el momento en que “X” abre la maleta) donde “X” observe y dilucide quién es el dueño de dicha maleta en 300 palabras o menos.

Para que el ejercicio sea válido, la maleta debe contener al menos dos de los siguientes elementos:

1. Una sotana
2. Un pasaporte con la foto arrancada y sin nombre.
3. Un encendedor con una frase grabada.
4. Un oso de peluche (Teddy Bear).
5. Un ramo de flores secas.

Asegúrense de darse una vuelta por ahí y lean los cuentos. A continuación el texto que envié al taller.

Confusión y Vendetta

En cuanto Carlos vio su maleta en la banda transportadora, la tomó sin importarle que empujaba violentamente a una joven y a un elegante caballero.

-¡Permiso!- dijo sin dar oportunidad para que le reclamaran aunque, al salir, todavía escuchó un lejano “¡Hey!” que ignoró por completo. Había tanta gente, que no revisaron su contraseña de equipaje. Salió y tomó un taxi.

-¡Waldorf Astoria!- le ladró al chofer que arrancó de inmediato.

Carlos odiaba que modificaran sus planes. ¿Cómo podría permitir retrasos un egresado del TEC? Estaba orgulloso por haber ganado ese contrato a numerosos competidores de quienes se burlaba cada vez que podía. Al llegar a su habitación abrió la maleta.

-¡Mierda!- gritó furioso. Ropa perfectamente doblada y algunos documentos pero nada suyo. Un oso de peluche extendía sus brazos hacia él. Carlos lo tomó con brusquedad -casi con asco- y dijo:

-Algún papá con un regalo para su pinche mocoso.

Tiró el juguete y tomó una de las prendas. Una sotana.

-¡Puta! Más bien algún sacerdote pedófilo…

Entonces vio la espalda descosida del pequeño oso; dentro del juguete había un pasaporte, pero no había fotografía ni nombre. “Qué raro”, pensó. Había también un encendedor grabado con la frase “Omnia Mors Aequat” y en otro apartado de la maleta un envoltorio de papel blanco: flores secas. Recordó vagamente las noticias y sacó una carpeta. Horarios y fotografías… todas de él mismo.

Sintió un escalofrío; entonces lo escuchó a su espalda.

-Lo iba a hacer en tu fiesta de esta noche, disfrazado de sacerdote, pero tú modificaste mis planes. Odio que modifiquen mis planes.

El Elegante Caballero le clavó la jeringa con veneno cerca del corazón. Dejó una flor sobre el cuerpo moribundo y salió pensando divertido en el nombre que le daban los periodistas: “El Asesino de las Flores Muertas”.


Iosephus Dixit

3 comentarios:

Boqueño dijo...

Oye doc, aceptas peticiones para los textos? ya ves que el sig ejercicio de metatextos es la continuacion de alguno anterior, me da curiosidad por saber como acabara tu ejercicio navideño, recuerdo que los comandos tras echarse a Santa al plato iban por los reyes magos. Tenlo en consideracion.

Ya lei tu texto pero el domingo pongo mi comentario en metatextos y de paso termino con los que aun no comento.
Saludos

López Diéguez dijo...

St. Joseph de las Torres Diurnas, Excelente material vuelvo a utilizar (claro esta que con su conocimiento, no autorizacion), para mi clase este texto.

Gracias por hacerme la chamba facil.

El Satánico Dr. Iosephus dijo...

Boqueño: Ps me leíste la mente porque ese es el que tenía pensado continuar. También había pensado en el ejercicio diez (fin del mundo) pero el de navidad quedó como más en "continuará". Saludos y gracias por leer.

López Diéguez, M. A.: jajajajajaja ¡Excelente! Ya sabes que es un honor que uses mis textos (y aunque no pidas autorización, no hay pedo, la tienes jajajajaja). "St. Joseph de las Torres Diurnas" en el espíritu de reciprocidad, voy a utilizar ese título en algún texto futuro. Sobres, saludos.