viernes, 11 de junio de 2010

Damas y Caballeros: Panem et Circenses. Atásquense.

No lo voy a negar: sí, en ocasiones veo los partidos de futbol ya sea del equipo local (el Guadalajara) o de la Selección Nacional y puedo reconocer una buena jugada, un buen gol, una buena atajada por parte del "cancerbero" en turno. En fin, puedo incluso emocionarme al calor de la buena compañía y de embriagantes bebidas. Pero todo tiene un límite. 

Ayer recibí en mi correo del trabajo una comunicación que en el espacio de "Asunto" hablaba sobre algo del partido inaugural de la copa mundial que se juega el día de hoy. Yo ya sabía que se estaban haciendo gestiones y pruebas para que la transmisión del partido se pudiera ver ahí en la oficina. Ni siquiera abrí el correo, lo borré directamente. Me sorprende el nivel de "zombificación" en el que cae todo mundo por este tipo de eventos. Insisto, yo respeto el hecho de que se apasionen por este juego, pero tanto así, como para verlo en la oficina y hacer todo un despliegue logístico para asegurar la transmisión en los monitores del trabajo... Vaya, para mí raya en lo absurdo. Creo que debí haber pedido el día para no ser testigo de esas pendejadas.

Creo que ahora la parte más importante será no perder de vista el panorama no sólo de nuestro país sino en todo el mundo. Ahora será la oportunidad de los gobiernos de pasar leyes polémicas, aumentar precios ("Gasolinazo" ¿les suena?), enterrar muertos y en general aprovechar la enorme pantalla de humo que será la "justa mundialista". Y hablando de eso, ¿qué tan justa es la "justa" cuando sólo como cinco ó seis equipos tienen de hecho una leve oportunidad de ganar la copa? Misterios del Universo, supongo.

Como sea, me dan hueva esas muestras de desmedida "pasión" pambolera. Sí, ojalá que gane sus partidos el seleccionado nacional. Sí, ojalá hagan un buen papel. Sí qué bueno que metan goles y la chingada. Pero ojalá que tengamos más de dos dedos de frente para no perder el piso y darnos cuenta de que hay mucho más sucediendo allá afuera que sólo un torneo deportivo.

Increíble que después de tantos siglos aún sigue siendo verdad lo que decía Juvenal: 

"[la gente] ahora se limita a sí misma y ansiosamente espera por sólo dos cosas: pan y circo."

Iosephus Dixit.

3 comentarios:

Becoming Austen... dijo...

agree...
o te estrellarás en las puertas de tu oficina por tu afición.

Lidiux doña amarguras dijo...

En efecto mi querido Iosephus, comparto tu opinión. Sin mas ni menos me caga el mundial, y mucho mas me caga toda esa pasión que desborda la gente "apoyando a la selección" que saldrá para variar con las mamadas de siempre: jugamos como nunca (?) y perdimos como siempre...
Lo que me sorprende es la mediocridad con la que se mueve la gente, pero que te puedes esperar si el futuro presidente del país puede ser mas bien elegido por su galanura y por andar con la Gaviota, que por su desempeño entre otras cosas mas...

Iosephus dijo...

Becoming: JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

Lidiux: En efecto está cabrón ese nivel de zombificación y esas muestras de "apoyo". Cuál apoyo, es como dices, pura mediocridad. Lo bueno es que nomás es cada 4 años. Saludos