jueves, 3 de enero de 2013

Seres de Costumbres

Sigo sin poder entenderlo. Hace unos días, fue Navidad, esa fecha en la que los cristianos celebran el nacimiento de su salvador en una celebración robada directamente de los romanos que realizaban el festejo del "Sol Invictus" (El Sol Invencible). Como seguramente todos sabemos, esas celebraciones tenían sus orígenes no solo en costumbres religiosas sino también en temas más prácticos relacionados con las cosechas y los cambios de estaciones. El punto es que en los inicios del imperio católico y para atraer más adeptos e incautos, los primeros dirigentes de la Iglesia decidieron piratearse fechas significativas para las personas y hacerlas pasar como propias. Adelantemos el video hasta la actualidad. La Navidad se ha convertido en una celebración familiar por excelencia, momento de reunión de seres queridos aunque por supuesto se ha mercantilizado a lo bestia con el tema de los regalos y esas mamadas. Sin embargo, no deja de tener un trasfondo y sus orígenes en la religión, por lo que le siguen considerando como una fecha de reflexión y demás tonterías moralistas y todo eso. Cosas aburridas pues. El caso es que la gente cree que la Navidad debe celebrarse sí o sí. Y me explico.

Durante los días pasados, ya cercanos al 25 de diciembre, cuando la gente me preguntaba qué haría, si me regresaría a México para pasar las fechas con la familia, que si iría a alguna reunión/cena o similar, que si saldría de viaje, etc. Cuando respondía que no, que no haría nada de eso entonces recibía el famoso "awwwww..." como con lástima. Pregunto entonces: ¿Por qué chingados? ¿Cuál es el maldito problema con el hecho de que no me interese hacer nada en particular en Navidad? No es obligación hacer algo en Navidad, saben. En especial cuando se es ateo. Y que quede claro, aprecio profundamente las invitaciones de la gente para compartir sus cenas navideñas, pero de verdad me vale .0078 mg de reata celebrar la navidad. Lo he dicho antes y lo digo otra vez, si mi propio cumpleaños me importa poco o nada (excepto para llevar la contabilidad de mi edad) pues mucho menos me importa el de un ser imaginario.

Y ya sé que muchos dirán que son "buenos deseos", son "felicitaciones sinceras" o incluso "buenas vibras" y si es esto último en serio, no mamen con sus "vibras". Sobre los buenos deseos y las felicitaciones sinceras está bien, lo aprecio y agradezco, pero tengan en cuenta que es tanto como si yo los felicitara por el Día de Newton (que por cierto es también el 25 de diciembre porque de hecho él SÍ nació ese día). A la mayoría de la gente eso les vale madre. Pues es lo mismo conmigo y la Navidad.  Y el año nuevo de pasada también. Todas esas mamadas del año nuevo me cagan la madre. Los propósitos siempre han sido un vil engaño y lo peor es que son un autoengaño ya que todo mundo hace el idiota declarando cosas como "ahora sí voy a bajar de peso", "mi propósito es ser mejor persona", "ahora sí voy a avisarle a mi mujer cuando esté a punto de terminar", etc. He aquí un detalle interesante: cualquier día del año es un buen día para iniciar un proyecto y fijarse un propósito, con objetivos medibles y alcanzables. ¿Qué tal? ¿No se habían dado cuenta? Asumo que sí, pero a muchos les vale madre ponerse objetivos y metas y mejor lo dejan hasta el fin de año para luego tener más tiempo de idear excusas medianamente creíbles.

Otra cosa que me llama la atención es cómo los cristianos declaran estas fechas como ocasiones de reflexión y paz, pero les caga que no se hable de la Navidad, como en Estados Unidos que la gente de la derecha se mega-encabrona cuando se sustituye el clásico "Merry Christmas" por un más genérico e inclusivo "Happy Holidays". Y esto es porque no toda la gente es cristiana, un concepto que los cristianos creen o dicen entender pero en realidad no pueden aceptar y además en esas fechas hay otras celebraciones como el Hanukkah de los judíos. Pero no, para los cristianos solo es importante la Navidad y nada más. El mundo separado por el mismo amigo imaginario. Chulada.

En fin, cómo le gusta a la gente enjaretarte sus ideas, creencias, necedades y demás ingeniosamente disfrazadas de buenos deseos y felicitaciones. No dudo que algunas serán sinceras, pero la realidad es que me parece que la gran mayoría simplemente son hipocrecías y como dije antes fórmulas prefabricadas repetidas solo por costumbre. Por malas costumbres.

Iosephus Dixit.

5 comentarios:

Raul miramontes dijo...

jajajajajaja comprobado eres un total adolescente amargado

Iosephus dijo...

"Total adolescente amargado". "Total". "Adolescente". Y además "comprobado". ¿Comprobado cómo? Lo de "amargado" puede ser, sí. Pero "total adolescente" es una descripción un poco fuera de lugar para referirse a un tipo de 35 años. Por otro lado me suena a la descripción que haría una adolescente americana, ya sabes: "He's, like, a bitter teenager. Like, totally". Gracias por leer. O bueno: Gracias... Totales (Cerati Dixit).

Torres/Monares dijo...

Muy bien compare, muchas felicidades por seguir escribiendo, se te extraña chingos.

Margot Goriot dijo...

Jajajaj hagamos un grupo de apoyo. ¡Me sentí aliviada al leer esto!

Iosephus dijo...

Torres/Monares: Compare, compare, compare, mil gracias aquí seguimos de vez en cuando. Por cierto, estoy trabajando en una historia zombificada para el blog. Sorry por la tardanza pero ya ves que dejé de escribir mucho rato. Saludos a la familia y un fuerte abrazo.

Margot Goriot: Me da gusto ser de utilidad para la comunidad. Ya viste que no estás sola en esta "cruzada". Saludos.