lunes, 8 de febrero de 2010

Del Respeto y la Confianza

Todo mundo se merece respeto, ¿cierto? No hay necesidad de faltarle el respeto a la gente así nada más porque sí. Es cierto, todo mundo se merece respeto. Sin embargo, al igual que la confianza, es un valor que si bien se debe dar a manos llenas, una vez recibido se debe mantener y se debe ganar. Me explico: si yo recibo, digamos "por default" el respeto de una persona o un grupo, debo aprender a ganarme ese respeto, merecerlo y luego mantenerlo. Veo a mucha gente que se queja del trato que les dan otros, pero una vez que analizas cómo se comportan con ellos, entiendes que ya no sean depositarios de su respeto.

Por eso también me caga que la gente se queja de eso, que digan "es que a mí deberían respetarme y hacerme caso pero no lo hacen..." Claro que no lo hacen, si te comportas de manera despectiva, altiva, como si te debieran la vida, si no tienes consideración de sus problemas y te encierras en tu propia burbuja dentro de tu pequeño mundito feliz, te apartas lo suficiente como para que la gente deje de hacer eco del respeto que esperas, pues cuando no reciben lo mismo que te dan, su actitud se modifica y generalmente es para mal.

Lo mismo sucede con la confianza. Para mí, la Confianza es un valor básico en cualquier tipo de relación, ya sea de amistad, sentimental, laboral o lo que sea, si no puedes confiar en la persona que tienes al lado créeme, todo se va a ir al carajo. Invariablemente. Renovar la confianza en alguien que la ha traicionado, no es tarea fácil. Para mí, por lo menos es difícil... y sin embargo lo he hecho. Y los resultados no han sido muy buenos que digamos. Esa falta de respeto hacia la confianza me ha provocado más de un dolor de cabeza y por supuesto, un aumento en mi ya natural desconfianza de la gente. Sí, ya sé que no se puede medir con la misma vara a toda la gente, pero ver tu confianza traicionada, te convierte en alguien más precavido y tratas de evitar a toda costa que eso se repita.

Con todo el dolor de mi corazón, tuve que cortar el contacto con gente que ha demostrado ser indigna de confianza, hipócrita, doble cara, gente que maneja doble moral y dobles discursos. Gente que, cuando le convenía, volvían a eventos o errores del pasado (mi pasado) y se aferraban a ellos para fortalecer sus argumentos, pero por supuesto esperan que SU pasado quede perdido en la inexistencia del tiempo. Me he topado con quienes, después de haber faltado a su palabra esperan que todo siga como si nada hubiera pasado... y yo, estúpidamente, en ocasiones he perdonado esa falta de respeto y esa traición a mi confianza. Me aferraba a la idea [errónea] de que esas personas no podían ser tan malas, que había sido apenas un pequeño error sin importancia, que sus disculpas eran sinceras y confiables. Pero no era así.

La confianza dañada no vuelve a ser la misma... por más que lo intentemos. Yo no puedo soportar a la gente hipócrita y doble cara. No soporto a quienes exigen respeto pero no lo dan o no se preocuparon por ser respetuosos sino hasta el momento en que se vieron afectados personalmente por la falta de confianza. Eviten a ese tipo de gente a como de lugar. No traen nada más que problemas.

Iosephus Dixit

6 comentarios:

Becoming Austen... dijo...

Muy buena entrada, justo del tema que se toco entre las charlas del día de ayer.
definitivamente deacuerdo, en que no toda la gente puede ser medida con la misma vara.

Creeperius dijo...

Si, creo que toda relación, de cualquier tipo y en cualquier lugar, debe estar fundamentada en el respeto y la confianza. El único inconveniente es que a veces el respeto y la confianza son generadas por la ignorancia. Nadie dijo que sería fácil, ¿o si? Saludos Maese Iosephus

elmonares dijo...

Definitivamente es odiosa la gente que todo el tiempo abusa de los demás, pero en cuanto se siente agredida exige respeto. Si no hay confianza no puede haber relación de ningún tipo, por lo que si la confianza se pierde, la relación tiende a esfumarse.

Iosephus dijo...

Becoming: Así es, no toda la gente es igual, aunque en muchas ocasiones como seres humanos reaccionamos mas o menos igual. De cualquier manera es importante no juzgar a los demás por problemas del pasado, sino simplemente ser más precavido y evitar que se repita algo que en el pasado nos hizo daño.

Creeperius: No había pensado en esa posibilidad de que esos dos valores se generaran por ignorancia. Pero sí, es posible. Creo que es un tema que tendremos que comentar más a fondo en una futura tertulia mi estimado Maese...

Monares:Afirmativo Compare, lo has dicho tal cual, como es y como debe de ser. Hard but true. Saludos compare.

Lidiux dijo...

Chispas!... buen tema, por cierto, y antes que nada, ¡ya te se te extrañaba! En fin, así es esto de la vida, a veces terminamos... digamos que solos con nosotros mismos, por la pérdida de la confianza (o el abuso de la misma de otras gentes), y al menos yo, te puedo decir que tengo muchos conocidos, pero solo en muy pocos confío...

Iosephus dijo...

Lidiux: En efecto en ocasiones de plano descubrimos que es mejor estar solos con nosotros mismos que con quienes no saben lo que es respetar la confianza. Y tienes razón no sólo existe la pérdida de la confianza sino el abuso de la misma. Saludos.