miércoles, 31 de octubre de 2007

¡Queremos Jalogüin!

No tenía muchas ganas de escribir hoy, pero algo sucedió que me impelió a hacerlo:

"A ver, todos juntos, así muy bien." *Click*
"Ora sí háganse para atrás pa cerrar la puerta y que les vaya bien"
Noten las caras de estupor por no recibir más que pura madre
y vean que la única ridícula imbécil posando es la mamá que los acompaña.



Y no me voy a poner a pontificar acerca de las tradiciones y como las pendejadas del imperio americano invaden nuestra Nación y la chingada. No, en realidad es mucho más sencillo: Me cagan los pinches niños que se disfrazan (y las mamás que les siguen el juego) y se ponen a pedir dulces o dinero de casa en casa. Nunca, durante mi tierna infancia, llevé a cabo esas mamadas, para empezar porque me dan un chingo de asco las máscaras (pinches fijaciones mentales mías) y no acepto, por ningún motivo que me pinten la cara (no nada más porque es fijación mental mía sino porque eso es muy puto). Además eso de pedir dulces en casas ajenas siempre se me hizo patético y ridículo. Hoy lo confirmé. Estaba bien a toda madre con mi compare el Monares cuando llegan estos pequeños acompañados por la mujer en negro y máscara de monstruo que aparece atrás de todos en la foto. Llegaron gritando la conocida consigna de "queremos jalogüín, queremos jalogüín... Dulces, dinero o travesura... queremos algo o le tiramos la basura..." O alguna mamada así por el estilo.

Yo sí les iba a cerrar la puerta para mandarlos a la chingada por mamones y para darles una importante lección: La Vida está llena de sorpresas y no importa si te disfrazas o no, no la puedes engañar, siempre va a encontrar la manera de joderte y burlarse de tí. Esa era mi idea al tomarles una foto haciéndoles creer que estaba divertido por sus ocurrencias y disfraces y que les iba a dar algo, para luego cerrarles en la cara y decirles que se fueran o llamaría a la policía o liberaría a los perros.

La paciencia y diplomacia que caracterizan a mi compare provocaron que nomás le diera risa; luego sacó una bolsita de dulces de hace como dos semanas y que ya nomás tenía como tres dulces y se la dió a uno de los niños ya pa que se largaran a la verga.

Pedir dulces de puerta en puerta... ¡Mmjá! Pfft.... ¿Por qué no están vendiendo su alma al Diablo en estas fechas, como debe de ser? Pinches mocosos valen madre.

* ACTUALIZACIÓN *

Después de un rato llegó la esposa de mi compare y luego llegó otro grupo de pinches chamacos vale-pipí y les dijo: "Nanananana... Ya váyanse. Qué Halloween ni que nada, una patada en la cola y si quieren." No se volvió a escuchar nada. Jajajajaja...

Iosephus Dixit.

6 comentarios:

El monares dijo...

Lo mejor de todo es que posaron para la foto. Yo no entiendo como algunas gentes se prestan a dar ese tipo de espectáculos, muy chido el post.

La Sra. de Monares dijo...

Lo leo y lo leo, y me sigue dando risa... no difiero de tu pensamiento, a mi tampoco me late eso de que salgan a pedir jalogüin, para empezar ni idea tienen de donde o porque se hace eso... pero menos idea han de tener de que si me agarran de malas, de verdad salgo y les doy de patadas, a ver si se les ocurre volver a payasear por mi casa.
... y donde me entere quien es la de la mascara, me cae que le dejare una notita por debajo de su puerta invitandola a entrar a este lugar, pero te apuesto lo que quieras que hasta artista se va a sentir la babosa, y hasta se atrevera a decir, pobre gente falta de cultura...
jajajajajajajajajajajaja

Señorita puta y poeta dijo...

Bueno, ahora resulta que la cultura está peleada con las máscaras...
La neta difiero en algunas partes de lo que comentas, aunque sí es muy molesto que te estén chingando con dulces la neta, yo sí lo hice de morrita y supongo cuando tenga algún hijito le llevaré a dulcear(si él/ella quiere) pero no me disfrazaría.

Pero en verdad siento que la falta de cultura no tiene nada que ver con que una mamá acompañe a los niñitos a pedir dulces.

Si por mí fuera todos podrían meterse un dedo en el culo o bien, en la vagina y, si les da miedo entonces por la boca.

El Satánico Dr. Iosephus dijo...

Estoy de acuerdo, estimada Puta Poetiza, con que las máscaras no están peleadas con la cultura y sí, las mamás o papás pues de hecho deben acompañar a sus querubines a realizar esas incursiones dulcísticas para evitar comprometer su seguridad, pero a mí de plano me molesta. Y por otro lado cuando dices lo del dedo en el culo ¿a quién te refieres? ¿Por qué tanta violencia? Si estamos chupando a gusto... Saludos.

Señorita puta y poeta dijo...

Bueno, mi estimado es que a veces me traicionan mis fantasías y comienzo a teclear pura obcenidad. Espero a usted no le moleste...
ji

Aunque si le molesta no importa, no mas lo digo por "cortesía"

El Satánico Dr. Iosephus dijo...

Jajajajaja, nombre Srita. Puta Poetiza no me molesta, no hay pedo ya sabes que este es tu foro, estás en tu casa. Aquí puedes decir (y hacer) obsenidades libremente. Saludos