sábado, 15 de septiembre de 2007

Eko-Krap

Una vez en la chamba nos dijeron que se iba a hacer una reunión para todo el personal en la sierra de Tapalpa. El lugar elegido para esta mamada fue un parque enclavado en dicha sierra cuya temática era la ecología y las actividades en equipo absolutamente sin sentido y cuya idea era crear situaciones en las que supuestamente se pudiera comparar la actividad realizada con escenarios reales que se pudieran presentar en la empresa. Ejemplo: los participantes debían organizarse para sacar una llanta que se hallaba ensartada en un poste como de tres metros. Obviamente era menester subirse unos encima de otros, además la llanta no debía tocar el poste, de lo contrario había que iniciar esta pendejada otra vez. ¿Cuál era la parte difícil? Pues que se tenía qua hacer dos veces: la primera en silencio y la segunda sí podías hablar con tus compañeros. El punto de esta actividad era mostrarle a quien hiciera esto (y que no tuviera suficiente imaginación para determinar por sí mismo de qué se trataba) la importancia de la comunicación. Sacar la llanta la primera vez es difícil porque no te puedes comunicar y hacerlo la segunda es fácil porque sí puedes hablar con tus compañeros… MA-MA-DO-TA. Así por el estilo un chingo de actividades pendejas. Por si esto fuera poco, todo el desmadre era organizado por un grupo de jóvenes aparentemente entrenados para motivar a la gente (la verdad es que están entrenados para patearle las bolas a quienes detestan este tipo de actividades diciéndote chingaderas como: “participa, te vas a divertir”. Me divertiría más haciendo gárgaras con tachuelas).

Obviamente desde el primer momento dejé bien clara mi posición de que esto era una estupidez sin sentido y que no participaría de ninguna de las tareas programadas por el equipo de animación (mi primera acción fue quitarme a la chingada el gafete con mi nombre y un dibujo de una ardilla o un castor o sepa la madre qué era pero se veía muy putito, así que lo rompí). Todavía se atrevieron a decirme que “no podían dejar que alguien no participara. Todos tienen que participar, es política de la empresa”. Y por supuesto les dije que sus políticas me las pasaba por debajo y justo en medio de los destos y que qué iban a hacer ¿obligarme? Pffft. Idiotas. Cuando se dieron cuenta de que en mi mirada no había nada más que la fría maldad del mismísimo infierno y que hablaba muy en serio y de que si me presionaban demasiado iba a empezar a romper cuellos y que podría haber incendiado toda la pinche sierra si hubiera sido necesario, me dejaron en paz. Aún así me llené de lodo los tenis y el pantalón porque, por si fuera poco, cayó un tormentón marca nomamesvetealachingada. Pinches tenis estuvieron llenos de lodo como tres meses. La encargada de RH de la chamba no tenía ni idea que se toparía con un ente maligno como yo. Pero no fue nada personal, fue en contra de los de animación del parque.

Francamente espero que esto no se vuelva a repetir, y a quienes lean esto tengan cuidado y no se dejen engañar, si les dicen que van a una reunión importante de trabajo encaminada a reforzar los lazos de unidad entre las diferentes áreas operacionales y ejecutivas de sus respectivas empresas, y que tienen un asunto importante que comunicarles, ¡Ni madres, corran! Corran como el viento y no permitan que los lleven a la fuerza, es una trampa diseñada para convertirlos en borregos que hacen experimentos de laboratorio. Lo único bueno de esto fue que al final hubo chelas y comida de a grapa, pero aún así pinche sábado tirado a la basura. Y al lodo.
Iosephus Dixit.

4 comentarios:

Felipe de Jesus dijo...

Pues de verdad que no me gusta ser el cabrón que acaba con el buen humor de los demás.. Pero no sé si te habrás enterado que ese evento fue solo el comienzo. Próximamente se plantea la posibilidad (al menos eso dicen las malas lenguas) de hacer un evento similar con la idea de quedarnos de campamento.. Así que tienes tiempo de planear un compromiso, un escape o ya de a tiro... practicar tu mirada de "váyanse a mucho a las •$%&/() con su integración!"

El Satánico Dr. Iosephus dijo...

En la madre... ¡Pues pura chingada que voy a esa mamada si se les ocurre hacerlo! ¿Tienes idea de lo que eso le haría a mi fama de antisocial?

Lopez Dieguez dijo...

Como me encabrona que existan personas que rehuyan a la integracion.

Una cosa es participar en las actividades de la empresa (las propias), y hacerlo buscando la mejoria colectiva.

Otra sera llevar estas actividades a convertirlas en extramuros, intentando extender los circulos y estrechar los lazos.

Tambien, sucede cuando la empresa provoca la interaccion colectiva e identifica sus propias potencialidades con canticos y actividades al aire libre.

Pero que evites estas y no disfrutes el fondo del asunto por cuidar las formas? Me decepcionas.

Tu mismo lo mencionas "chelas y munchies gratis. GRATIS. Eso es perder el estilo y no aprovecharlo sin la excusa de la integracion y no se que otras mamadas.

Donde queda tu espritu "bicho"? Esa si era mascota, no ardillitas ni castores, un burro es lo que se necesita

El Satánico Dr. Iosephus dijo...

No, no, no... ¿Venderme vilmente y renunciar a mis ideales antisociales-sociópatas por unas chelas y unas hamburguesas por más gratis que fueran? No, Mercy! Bien podría haber estado disfrutando de las bondades del alcohol en compañía de buenos amigos (incluidos los de la chamba) sin tener que hacer "canopy" o como chingados se llame esa mamada. ¿Quieren integración? Vamos directo a la comida y bebida gratis y ahí verán integración.